Saltar al contenido

WhatsApp para mayores de 16 años

19 noviembre, 2016

Está claro a estas alturas que WhatsApp es una de las herramientas más útiles que nos han dado las nuevas tecnologías para comunicarnos de diferentes maneras. Pero a la vez que es una gran herramienta, también puede convertirse en un desastre si este u otros servicios de mensajería se pone en manos poco adecuadas, como pueden ser las de un menor de edad. El debate está abierto, pero parece que nadie se atreve a abordarlo.

Aunque si hay alguien que no tiene ningún miedo en decir algo que por otra parte parece muy lógico. Nos referimos a la Inspectora Jefe del Cuerpo Nacional de Policía Esther Arén, que además está especializada en ciberdelitos relacionados con el acoso a menores. En una reciente entrevista en Onda Cero lo dice bien claro. Un menor de 12 años no debe disponer de un smartphone, y hasta pasados los 16 años no debe tener conexión a internet ni WhatsApp u otras redes sociales o servicios de mensajería.

WhatsApp para Android

WhatsApp es para mayores de 16 años

Los que dice la inspectora Arén, además de ser algo muy lógico y normal, por lo menos nos lo parece a nosotros, también está dentro de las propias normas de utilización de este servicio de mensajería instantánea, que no permite el uso del mismo a menores de 16 años. Aunque la verdad, mucho empeño por poner trabas al uso por parte de menores no pone, y los padres parece que en muchos casos tampoco si fijan demasiado en lo que hacen sus hijos.

Nadie razonable puede poner en duda que WhatsApp puede ser un instrumento peligroso en manos de un menor, y no por el uso que vaya a hacer dicho menor del servicio de mensajería. Si no por lo expuesto a cualquiera que puede quedar dicho menor, y por supuesto nos referimos al acoso a menor, y cualquiera de sus variantes, cada cual más peligrosa y escabrosa.

https://www.youtube.com/watch?v=dpZRc089f0o

Desde luego no nos vamos a proclamar aquí garantes de la moral ni jueces de lo que hacen los menores con permiso de sus padres, pero al igual que hacemos en casos de engaños y timos, no está de más aconsejar siempre prudencia y buen uso de las herramientas y servicios que la tecnología está poniendo en nuestras manos.

vía